Grandes organizaciones se han valido del tema de los cambios en el clima para promover su imagen en cuanto a responsabilidad social y así promover sus marcas. Los precios de los productos ecológicos, de mayor duración, han comenzado a bajar.

La prevención de los cambios climáticos también se ha convertido en una verdadera cuestión de marketing.

La utilización de las lámparas LED de alta potencia no sólo reduce los consumos de energía, sino que disminuye significativamente las emisiones de CO². Además, los LEDs no contienen plomo ni mercurio, por lo que no añaden residuos tóxicos al medio ambiente.